Seccion superior de la página principal
¿Cómo elegir acciones?

Para muchos inversores, "invertir" significa comprar acciones. Pero antes de poner un pie en este mercado de riesgo relativamente alto, debemos preguntarnos: ¿tenemos alguna idea de cómo se valoran las acciones? ¿Y cómo podemos saber si una acción vale su valor de mercado a partir de sus fundamentos?

Los precios de las acciones están estrechamente ligados a la oferta y la demanda. La oferta está determinada por la disponibilidad en el mercado de un cierto activo, y la demanda por el deseo del mercado por ese activo. El precio de las acciones sube cuando la demanda es alta y la oferta es baja, y baja cuando la oferta es alta y la demanda es baja.

Dos factores clave afectan el valor de las acciones. El primero es lo que llamamos "fundamentos". Incluyen la rentabilidad de una empresa, las finanzas y la percepción del mercado de las perspectivas de la empresa. El segundo involucra factores macroeconómicos y condiciones del mercado, incluida la tasa de interés, la política monetaria del banco central y el sentimiento del mercado.

Esta comunicación proporciona una descripción general del entorno económico, y solo tiene fines informativos. No constituye una asesoría, consejo de inversión o una recomendación, oferta o solicitud para comprar o vender ningún servicio, producto, valor, mercancía, moneda o cualquier otro instrumento. En caso de mostrarse algún rendimiento, considerar que los rendimientos pasados no garantizan rendimientos futuros. La presente información no considera sus objetivos personales, circunstancias o necesidades específicas, no brinda asesoramiento legal o fiscal, y no identifica ni define ninguno o todos los riesgos que pueden estar asociados con la compra de productos o servicios descritos en este material. Antes de tomar una decisión financiera o de inversión, debe realizar una investigación y análisis con respecto a los productos descritos en este material según lo considere apropiado y, en la medida en que lo considere necesario, obtener asesoramiento independiente de profesionales legales, financieros, fiscales, contables, entre otros. Ninguna persona está autorizada a utilizar esta comunicación para ningún otro propósito que no sea el mencionado anteriormente.

Las declaraciones en este documento proporcionan expectativas actuales de eventos futuros. Dichas declaraciones proyectadas no son garantías de desempeños o eventos futuros, e implican riesgos e incertidumbres.

La información contenida en esta comunicación deriva de una variedad de fuentes que creemos que son confiables; sin embargo, no podemos garantizar su precisión o integridad, ni seremos responsables de pérdidas o daños incidentales o consecuentes, incluidos, entre otros, errores (incluidos errores de transmisión), inexactitudes, omisiones, cambios en los factores o condiciones del mercado, o cualquiera otra circunstancia fuera de nuestro control. La información, el análisis y las opiniones contenidas en este material no representan ni constituyen la opinión de HSBC, estas constituyen únicamente el presente juicio del orador, que está sujeto a cambios en cualquier momento sin previo aviso.