Seccion superior de la página principal

¿Cómo comprar seguros?


Hay varias maneras de encontrar y comprar un seguro para cubrir prácticamente todos los riesgos que puedes llegar a enfrentar. Incluyen:
  • Comprar un seguro directamente a una aseguradora o a tu banco (en persona, por Internet o por teléfono).
  • Con un sitio web de comparación de precios que comparará el costo de los seguros suministrados por distintos proveedores.
  • Comunicarte con un agente de seguros, que encontrará un producto adecuado para tus circunstancias.

 

Es posible también que te ofrezcan determinadas coberturas de seguro como parte de una compra, o que se incluyan en una póliza que ya tienes contratada.

Algunos ejemplos de "seguros incorporados" son:

  • Los seguros de viaje que se incluyen en el precio de tus vacaciones o de tus reservas.
  • La cobertura gratuita contra roturas que viene con el seguro de tu automóvil.
  • La cobertura contra el robo de identidad que se incluye con las tarjetas de crédito.

 

Además de los "seguros incorporados"; también es posible que te ofrezcan garantías más prolongadas como incentivo para la compra, más allá del periodo de garantía exigido por ley. Algunos ejemplos son:

  • La cobertura de garantía que se incluye en la compra de un automóvil usado.
  • Garantías y coberturas más prolongadas con la compra de nuevos productos (por ejemplo, una lavadora).

 

Es posible que el seguro y las garantías que se describen en estos ejemplos te proporcionen toda la cobertura que necesitas. No obstante, ten en cuenta que si los adquieres por separado, es posible que encuentres una cobertura más completa o más flexible más adecuada para tus necesidades.

Cómo comparar pólizas y cotizaciones

Al considerar la cobertura ofrecida por distintos proveedores de seguros, puede resultar difícil llevar a cabo una comparación útil o significativa.

Por ejemplo, es posible que una ofrezca una prima inferior, pero incluya una franquicia superior en caso de una reclamación. Otra puede incluir una extensa gama de beneficios y cobertura, pero con una prima mayor.

¿Qué debes hacer para seleccionar la póliza correcta?

  • Comienza con los aspectos básicos: Crea una lista con toda la cobertura, las condiciones y los beneficios que necesitas o deseas.
  • Enfócate solo en las pólizas que suministran una cobertura fundamental: Toda la cobertura que consideras fundamental. Todo lo demás que te ofrezcan puede considerarse un adicional.
  • Ten en cuenta qué no se incluye: En muchos aspectos, esto es más importante que lo que se incluye. Por ejemplo, tu seguro de viaje puede excluir reclamaciones relacionadas con afecciones médicas preexistentes.
  • Ahora, lleva a cabo la elección final con base en estos tres criterios: precio, condiciones de pago y (un aspecto con frecuencia omitido) la reputación del proveedor según los clientes ya existentes.

La reputación es importante

Aunque el precio puede ser un factor decisivo al elegir un seguro, es recomendable verificar la reputación del proveedor antes de asumir un compromiso. Hay muchos sitios web con opiniones que te suministrarán comentarios genuinos, honestos y objetivos de los clientes ya existentes de los proveedores.

Es recomendable que determines lo siguiente:

  • ¿Qué porcentaje de reclamaciones se resuelve sin disputa?
  • ¿Es fácil presentar una reclamación?
  • ¿Con qué rapidez se resuelven las reclamaciones?
  • ¿Están complacidos los clientes ya existentes del proveedor?

 

Cada vez más, la gente desea tener la seguridad de que su dinero llega a las organizaciones cuyos valores coinciden con los suyos. Posiblemente, pagar un poco más para obtener un seguro con una marca que valoras y en la que confías sea más importante para ti que acudir al proveedor con la cobertura más económica.

También es recomendable que investigues sobre los antecedentes éticos y ambientales del proveedor antes de contratar el seguro. 

Debes prestar atención a lo siguiente

1. Consulta siempre los detalles de las cotizaciones

Debes asegurarte de que sean adecuadas para tus necesidades específicas. Por ejemplo, ¿puedes pagar en cuotas mensuales? ¿La póliza ofrece pausas en los pagos si te llegan a resultar necesarias?

2. Asegúrate de suministrar información exacta

Responde todas las preguntas de manera honesta cuando solicites una cotización. Si no lo haces, es posible que el valor de la reclamación se reduzca o que la póliza se cancele.

3. Recuerda actualizar tus pólizas

Tus necesidades cambiarán con el tiempo. Con frecuencia, las pólizas requieres que informes los cambios en tus circunstancias. Si no lo haces, es posible que te rechacen las reclamaciones.

4. Revisa tu cobertura de cuando en cuando

Para los seguros generales (p. ej., seguro para el automotor o para la vivienda), puedes hacerlo cada vez que debas renovarlos. Para otras coberturas a más largo plazo (p. ej., un seguro de vida), puedes revisar tus necesidades en etapas importantes de la vida, como cuando contraes matrimonio, te mudas con tu pareja o inicias una familia.

La protección de tu bienestar

Una parte importante de protegerte es proteger tu bienestar general.

La protección de tu identidad

Protégete contra las estafas y el fraude.

La protección de lo más importante

Prepárate para tomar medidas a fin de proteger lo más importante para ti.

Este documento no incluye todos los términos y condiciones aplicables a los productos y servicios ofrecidos por HSBC México, S.A., Institución de Banca Múltiple, Grupo Financiero HSBC (en lo sucesivo “HBMX”), el presente es un documento informativo el cual se presenta exclusivamente a usted para su consideración. La información en este informe está sujeta a cambios sin previo aviso.

HSBC ofrece los Módulos solo con fines educativos y no deben considerarse asesoramiento profesional o de inversión.

Todas las opiniones, juicios, consejos, declaraciones, servicios, ofertas u otra información presentada dentro de los Módulos son de terceros y no de HSBC.

"Si bien HSBC se complace en ofrecer los Módulos como un servicio educativo a nuestros clientes, HSBC no garantiza, garantiza o recomienda la opinión o consejo o el producto y / o servicios ofrecidos o mencionados en estos Módulos"

HSBC no garantiza la precisión de las traducciones de los módulos proporcionados en un idioma que no sea el inglés que se pueda proporcionar.

Para su conveniencia, HSBC puede establecer enlaces dentro de estos Módulos a uno o más sitios web o publicaciones de blogs operados independientemente por terceros. HSBC no tiene control, supervisión ni responsabilidad sobre ningún otro sitio web o su contenido. La existencia de dichos enlaces no constituirá una garantía o un respaldo por parte de HSBC de dicho sitio web, el contenido de los sitios web o los operadores de los sitios web. Usted accede a ellos bajo su propio riesgo.

HSBC se refiere a HSBC MÉXICO, S.A., INSTITUCIÓN DE BANCA MÚLTIPLE, GRUPO FINANCIERO HSBC, HSBC CASA DE BOLSA, S.A. DE C.V., GRUPO FINANCIERO HSBC; HSBC GLOBAL ASSET MANAGEMENT (MÉXICO), S.A. DE C.V., SOCIEDAD OPERADORA DE FONDOS DE INVERSION, GRUPO FINANCIERO HSBC; HSBC SEGUROS, S.A. DE C.V., GRUPO FINANCIERO HSBC; HSBC PENSIONES, S.A. DE C.V. 

Si recibes una llamada solicitando datos sensibles cómo número de tarjeta, CVV (clave de verificación), fecha de vencimiento, cuelga y marca de inmediato al (55)5721 3390.

“Consulta nuestro Aviso de Privacidad en www.hsbc.com.mx”