Seccion superior de la página principal

La protección de tu futuro financiero

La protección de tu futuro financiero no consiste únicamente en obtener seguros para protegerte contra los riesgos que presenta la vida. También consiste en decidir cómo y dónde ahorrar para proteger a las personas y las cosas que amas y para asegurarte de tener un resguardo financiero si las cosas no salen como las planeaste. Nuestra guía para la planificación del futuro, en Estrategias para ahorrar, te resultará de ayuda.

Planificación para la jubilación

Actualmente, la mayoría de nosotros puede disfrutar de jubilaciones más extensas de las planificadas, gracias a la mejor calidad de vida y a los mejores servicios de salud en todo el mundo. Por eso, es importante que pienses lo antes posible en cómo proteger tu futuro financiero y que comiences a ahorrar para tu jubilación.

Cuanto más tiempo puedas ahorrar, más cómodo será tu futuro y, así, podrás respaldar a tu familia y a tus seres queridos con mayor eficacia. En nuestra guía sobre los hábitos financieros saludables tratamos en mayor detalle la planificación para la jubilación. 

Cómo pueden ayudarte los seguros para que protejas tu futuro financiero

Las decisiones para proteger tu salud financiera futura de manera correcta son personales. Dependerán de diversos factores, como:

  • Qué es importante para ti (las personas y las cosas que amas)
  • Tu edad
  • Tu trabajo
  • Si tienes una relación sentimental
  • Tu estado de salud general

 

Tratamos maneras específicas para proteger a tu familia y a tus seres queridos en la próxima sección, La protección de tus seres queridos, pero es importante que tengas en cuenta los riesgos financieros que podrías enfrentar y que te prepares para la posibilidad de que ocurran. 

Estas son dos maneras comunes en que los seguros pueden resultar de ayuda:

1. Protección con un seguro de vida: Los seguros de vida pueden pagar una suma total a tus dependientes si falleces. Pueden ofrecer la seguridad de que tus seres queridos tendrán protección y podrán enfrentar el evento en una mejor situación financiera cuando ya no puedas ocuparte de ellos.

2. Protección de tus ingresos y de tus pagos: Si tus ingresos se reducen a causa de una enfermedad o de una lesión, los seguros para enfermedades críticas y para la protección de los ingresos pueden compensar la pérdida parcial o completamente.

¿Ya tienes cobertura?

Antes de que contrates una póliza de seguro para proteger tu futuro financiero, es recomendable que revises si ya tienes alguna cobertura. Por ejemplo, es posible que los beneficios de tu empleador incluyan un seguro para la protección de tus ingresos o acceso a tarifas atractivas negociadas con los proveedores. Es posible también que tu empleador tenga la obligación de continuar pagándote si no puedes trabajar durante la enfermedad.

Recuerda, además, que el gobierno en general te proporcionará algún grado de respaldo financiero si se produce algún evento, aunque esto puede ser contingente según una evaluación de tus medios o activos y podría no llegar a incluir todo el respaldo necesario. Esto puede incluir:

  • Una asignación de respaldo o para tu cuidado
  • Costos o respaldo relacionados con la salud
  • Una asignación o beneficios por desempleo
  • Pagos o respaldo por discapacidad
Cómo comprar seguros

Debes tener en cuenta muchos aspectos al comprar seguros. Tómate el tiempo necesario para evaluar la póliza antes de adquirir el seguro.

La protección de tu bienestar

Sugerencias y asesoramiento para cuidar tu bienestar con un enfoque en tu salud mental y financiera.

La protección de lo más importante

Prepárate para tomar medidas a fin de proteger lo más importante para ti.

La protección de tu identidad

Protégete contra las estafas y el fraude.

Este documento no incluye todos los términos y condiciones aplicables a los productos y servicios ofrecidos por HSBC México, S.A., Institución de Banca Múltiple, Grupo Financiero HSBC (en lo sucesivo “HBMX”), el presente es un documento informativo el cual se presenta exclusivamente a usted para su consideración. La información en este informe está sujeta a cambios sin previo aviso.

HSBC ofrece los Módulos solo con fines educativos y no deben considerarse asesoramiento profesional o de inversión.

Todas las opiniones, juicios, consejos, declaraciones, servicios, ofertas u otra información presentada dentro de los Módulos son de terceros y no de HSBC.

"Si bien HSBC se complace en ofrecer los Módulos como un servicio educativo a nuestros clientes, HSBC no garantiza, garantiza o recomienda la opinión o consejo o el producto y / o servicios ofrecidos o mencionados en estos Módulos"

HSBC no garantiza la precisión de las traducciones de los módulos proporcionados en un idioma que no sea el inglés que se pueda proporcionar.

Para su conveniencia, HSBC puede establecer enlaces dentro de estos Módulos a uno o más sitios web o publicaciones de blogs operados independientemente por terceros. HSBC no tiene control, supervisión ni responsabilidad sobre ningún otro sitio web o su contenido. La existencia de dichos enlaces no constituirá una garantía o un respaldo por parte de HSBC de dicho sitio web, el contenido de los sitios web o los operadores de los sitios web. Usted accede a ellos bajo su propio riesgo.

HSBC se refiere a HSBC MÉXICO, S.A., INSTITUCIÓN DE BANCA MÚLTIPLE, GRUPO FINANCIERO HSBC, HSBC CASA DE BOLSA, S.A. DE C.V., GRUPO FINANCIERO HSBC; HSBC GLOBAL ASSET MANAGEMENT (MÉXICO), S.A. DE C.V., SOCIEDAD OPERADORA DE FONDOS DE INVERSION, GRUPO FINANCIERO HSBC; HSBC SEGUROS, S.A. DE C.V., GRUPO FINANCIERO HSBC; HSBC PENSIONES, S.A. DE C.V. 

Si recibes una llamada solicitando datos sensibles cómo número de tarjeta, CVV (clave de verificación), fecha de vencimiento, cuelga y marca de inmediato al (55)5721 3390.

“Consulta nuestro Aviso de Privacidad en www.hsbc.com.mx”